Viejos Conceptos Actuales: 1. Doctrinas Demócratas Destacado

Viejos Conceptos Actuales: 1. Doctrinas Demócratas twitter.com

DOCTRINAS DEMOCRATICAS.  León Duguit. Jurista francés especializado en Derecho Público. Recordamos las palabras del profesor de Derecho de la Universidad de Burdeos, quien, como se sabe, influyó altamente en la concepción de la Reforma Constitucional de 1936, a través de su doctrina del solidarismo.

 
VIEJOS CONCEPTOS ACTUALES
 
Las siguientes palabras comportan una crítica a la noción de soberanía que acogió la
Revolución Francesa, y a la tesis expuesta por los contractualistas. Para Duguit
una injusticia seguirá siendo eso, independientemente de que sea ordenada por
un príncipe, el pueblo o sus representantes.
 
“Doctrinas democráticas.- No debe creerse que las doctrinas democráticas
son siempre doctrinas liberales. Es este un error excesivamente extendido y casi
universalmente aceptado, contra el cual nunca podrá juzgarse uno suficientemente
protegido. Llamamos nosotros doctrinas democráticas a aquellas para las
cuales el origen del poder político se encuentra en la voluntad colectiva de la
sociedad sometida a este mismo poder, y que enseñan que el poder político es
legítimo porque -y solamente por esto- ha sido instituido por la colectividad
regida por él. Mas he aquí que estas doctrinas, sobre todo tal cual han sido
expuestas por dos de sus más ilustres representantes, Hobbes y J. –J. Rousseau,
conducen a la omnipotencia del poder político y a la subordinación completa e
ilimitada del individuo.
 
Conviene advertir, además, que estas doctrinas democráticas no implican en
manera alguna la necesidad de la forma republicana de gobierno. Según el propio
Rousseau lo ha demostrado, la teoría del origen popular del poder público se
concilia con todas las formas de gobierno, siendo la mejor la que mejor se adapte
a la situación y circunstancias de la sociedad a que se aplica. El siglo XIX ha
vivido con la obsesión de dos ideas políticas; ha creído que todo quedaba a salvo
con afirmar el principio de que todo poder emana del pueblo, y creando, en consecuencia,
un Parlamento elegido directamente por el pueblo; y creyó, además, que con proclamar que la república era la forma necesaria de la democracia,
se establecía la libertad sobre bases indestructibles. La historia contemporánea
demuestra hasta la evidencia que una y otra idea no son más que dos errores
notorios, y que si hay un gobierno contra cuya arbitrariedad conviene adoptar
serias precauciones y garantías, este gobierno es el gobierno popular, porque
es el que mayor tendencia muestra a creerse omnipotente. Contra el despotismo
de los Reyes se ha erigido la barrera de los Parlamentos; contra el despotismo
de los Parlamentos, es cada vez más necesario afirmar el derecho intangible del
individuo”.
 
Tomado de la Revista “Elementos de Juicio. Temas Constitucionales” No. 13
Modificado por última vez en Jueves, 31 Julio 2014 13:40
La Voz del Derecho

Nuestro propósito es aprovechar la tecnología en beneficio de la divulgación, el análisis, la controversia, la verificación de los grandes asuntos en que aparece el Derecho, en cualquiera de sus ramas; los procesos judiciales de trascendencia y los más importantes debates y acontecimientos.

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Enlaces Recomendados

 

 

Zona Comercial

   

 

Acerca de Nosotros

Nuestro propósito es aprovechar la tecnología en beneficio de la divulgación, el análisis, la controversia, la verificación de los grandes asuntos en que aparece el Derecho, en cualquiera de sus ramas; los procesos judiciales de trascendencia y los más importantes debates y acontecimientos.