CINE Y DERECHO: "LEGEND"

CINE Y DERECHO: "LEGEND" metro.co.uk

Según la Real Academia de la Lengua Española, gánster es el miembro de una banda organizada de malhechores que actúa en las grandes ciudades.  El gánster es un criminal que termina dirigiendo una organización violenta; sus actividades -por fuera de la ley-  van desde lo más pequeño a negocios importantes como el tráfico de drogas. En la década de 1950/1960, los gemelos Reggie y Ronald Kray, instituyeron el crimen en el East End de Londres, como un estilo de vida. 

 

“LEGEND” dirigida por Brian Helgeland y protagonizada por Tom Hardy (Reggie y Ronald)  nos trae al cine la historia de los gánsteres  Kray, nacidos el 24 de octubre de 1933. La película está basada en el libro “The Profession of Violence” de John Pearson.

 
Los hermanos Kray, fueron antes de gánsteres, boxeadores y luchadores callejeros que administraron pubs de los que después se hicieron propietarios, ubicados al este de Londres. El 2 de marzo de 1952 ingresaron al ejército y el primer día entre los Fusileros Reales, se escaparon golpeando al cabo que estaba al mando de los recién reclutados. Fueron detenidos varias veces y en todas se escaparon. A los veinte años eran según un preso que los conoció muy de cerca “un par de bastardos profundamente malos”.

 

Imagen: sisterboydrama.blogspot.com

Después de su fallida experiencia militar, alquilaron en East End, una sala de billar desde donde comenzaron su carrera criminal. En sus comienzos, formaron una pandilla para asaltar casas y salas de billar por puro entretenimiento, pero después todo lo que fue risa se convirtió en un próspero negocio que incluyó docenas de clubes, salas de billar y salas marciales para adelantar juicios a quienes los traicionaban o no cumplían adecuadamente con las actividades criminales encomendadas. Ronald Kray que mostró desde joven, todas las trazas de una persona  mentalmente desequilibrada, obtuvo en esas sesiones de justicia privada, el apodo de El Coronel por la dureza con la que castigaba a los culpables.

 

Imagen: sensacine.com 

 

Como suponemos -al menos en teoría- a todos los malos individuos de una sociedad, les debe caminar a la sombra, la administración de justicia y en este caso particular no fue la excepción. Gracias a Scotland Yard (Policía Metropolitana de Londres fundada en 1829) los Kray se vieron encarcelados un par de veces, antes de que les llegara la cadena perpetua.
 
El 5 de noviembre de 1956, Ronald fue condenado a tres años de prisión por daños personales, pero salió tocado de la cabeza con delirios y obsesiones. Reggie “más equilibrado” fundó su propio club en el East End buscando una vida diferente, pero Ronald convertido en hombre libre no estaba dispuesto a permitir que su hermano saliera de los negocios familiares y  una vez más, los hermanos –de forma inseparable- quedaron atrapados en el todo o nada del mundo criminal.
 
 
 
Imagen: bbc.co.uk
 
En 1960 adquirieron el Esmeralda’s Barn, un elegante casino ubicado en el exclusivo barrio residencial y comercial del oeste del centro de Londres llamado Knighsbridge, que finalmente y por cuenta de la locura de Ronald Kray,  terminó quebrando.
 
De igual forma, toda competencia que se fuera presentando en materia de pandillas o gánsteres fue eliminada por Ronald y los gemelos Kray se fueron convirtiendo en los intocables y más temidos criminales de todo Londres.
 

Actores y actrices, celebridades, políticos, gente adinerada y muy importante comenzó a frecuentarlos[1], por lo que la mezcla de crimen, sexo y drogas –característica en estos mundillos- no se hizo esperar. Y fue entonces cuando los hermanos Kray se dejaron tentar por el deseo de reconocimiento más allá del obtenido en sus casinos, rompiendo una de las reglas de oro de los criminales: no dejarse ver más de tanto.

 

 

El famoso fotógrafo inglés David Baile que vivió para contar su relación con los temidos gánsteres, dijo en entrevista concedida el 19 de abril de 2015 a Xavi Sancho del diario español El País[2] a propósito de los gemelos Kray, que: “El mayor error que cometieron durante su carrera fue dejarse retratar por mí”, “Les pudo la atracción por la fama. Si eres un verdadero gánster, esperas que nadie sepa qué aspecto tienes”.
 
Sobre los hermanos Kray se escriben libros, se sacan documentales, se componen canciones, se venden tours a los turistas para recorrer los lugares que frecuentaron Ronald y Reggie, se hacen análisis constantemente, por lo que sobre concluir que sus vidas criminales calaron profundamente en la historia del hampa y en la mentalidad londinenese. Para citar un ejemplo, Kate Howard, exmujer del esquizofrénico Ronald[3] lleva más de 15 libros escritos sobre su experiencia de vida  a propósito de los Kray.
 
Empero, el periodista e investigador británico, Duncan Campbell, los ve como simples delincuentes sin mucho valor, a quienes  “Les interesaba más ser famosos que buenos en lo suyo. Estaban obsesionados con los mafiosos estadounidenses que fueron célebres en su juventud, y siempre trataron de armar su carrera imitando a la de Billy Hill, el gánster que dominó el Soho en los años cincuenta y que, en el fondo, era un poco como ellos: quería ser Humphrey Bogart, hasta el punto de que se iba de vacaciones a Cannes y tenía un club en Tánger”[4].
 
En el año 1966 Ronald Kray asesinó a balazos a George Cornell, líder de la banda rival, The Richardsons y por este crimen fue condenado a cadena perpetua, cumpliendo su condena en el hospital penitenciario de Broadmoor, donde  murió a la edad de 61 años el 17 de marzo de 1995.  
 
Reggie asesinó brutalmente con el cuchillo de la cocina a un miembro menor de su propia pandilla, Jack, Alias “el sombrero” McVitie y fue condenado por este crimen a  cadena perpetua. Estando preso se convirtió al cristianismo, enfermó de cáncer de vejiga y por razones humanitarias quedó en libertad ocho semanas antes de su muerte en el año 2000 a la edad de 67 años.  La pareja de Reggie, Frances, se suicidó a la edad de 23 años tratando de olvidar la fatal decisión de su enlace con uno de los Kray.  

 

“LEGEND” nos pone en la vida de los hermanos Kray cuando dominaban el escenario criminal londinense entre 1950 y 1960.
 
 
____________________________________________________________________________________
[1] Algunos como Frank Sinatra, Judy Garland Y Barbara Straisend.
[2] http://elpais.com/elpais/2015/10/13/icon/1444724411_983674.html
[3] La bisexualidad de Ronald era conocida y Kate se casó con él, estando preso.
[4] http://elpais.com/elpais/2015/10/13/icon/1444724411_983674.html
Modificado por última vez en Viernes, 11 Marzo 2016 19:56
Clara Patricia Montoya Parra - La Voz del Derecho

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Enlaces Recomendados

 

 

Zona Comercial

   

 

Acerca de Nosotros

Nuestro propósito es aprovechar la tecnología en beneficio de la divulgación, el análisis, la controversia, la verificación de los grandes asuntos en que aparece el Derecho, en cualquiera de sus ramas; los procesos judiciales de trascendencia y los más importantes debates y acontecimientos.