Literatura y Derecho: Yo, Lucas. Lucas Caballero Calderón "Klim" Destacado

Literatura y Derecho: Yo, Lucas. Lucas Caballero Calderón "Klim" s9.postimg.org

 

DescargarNombrePlayDuraciónValoración
download
LITERATURA Y DERECHO - Lucas Caballero Klim. Yo Lucas - 24 JULIO 2014
PLAY
PAUSE
STOP
X
4:16 min
YES
 
2
 
(…)
“ El vocablo magnicidio sale poco de los diccionarios. A menos que usted sea aficionado a los crucigramas y tropiece con una palabra de diez letras, casi siempre la No. 1 Horizontal, para cuyo hallazgo se le da esta pista: “Acción del magnicida. El que mata a una persona importante o poderosa”.
 
Los magnicidios tienen casi siempre causas políticas. Y en ocasiones cambian el destino de una nación y hasta del mundo. Así pasó con Cristo. Los demás crímenes no conmueven sino a los jueces y a los penalistas. Y no siempre, ni necesariamente, a las familias afectadas. Y si la víctima pertenece a las clases bajas la prensa anuncia el hecho así: “Esta madrugada fue muerto en confusas circunstancias un desconocido. Los primeros datos permiten suponer que se trata de un crimen pasional o de una oscura venganza entre hampones”.
 
 
La presentación obviamente cambia cuando la víctima es de categoría social más alta. Y hay fundamento para pensar que declaraba su renta en formulario rosado. Los titulares y las informaciones vienen entonces de este modo:
 
“Execrable crimen fue cometido en la madrugada de hoy. Acaudalado caballero muerto en unión de su bella secretaria cuando los dos se dedicaban a revisar unos importantes documentos en el apartamento del primero. El móvil parece haber sido el robo. Aunque todo permite suponer que los dos trataron de eludir astutamente al ladrón, escondiéndose debajo de las cobijas del lecho, el criminal supo encontrarlos. La cerradura del apartamento también fue violada. El juez encargado del caso observa muy inteligentemente que donde aprende el hampa todas estas cosas es en las salas de cine continuo. Pedimos su clausura. La viuda del occiso, la cual fue encontrada llorando cerca al lugar de los hechos, con una pistola disparada en la mano, al ver a los muchachos de la seguridad exclamó:
 
“Sé que las circunstancias me acusan, pero soy inocente. ¡Iba únicamente a empeñarla!”.
 
“Enseguida se desmayó. El Investigador Especial, designado para esclarecer el caso, declaró esta mañana a la prensa: ‘Yo creo que el verdadero asesino ya abandonó al país. Apenas me sean fijados viáticos decorosos, saldré para Miami a capturarlo, con una empleada del juzgado que también desea aprender inglés. Entretanto, he ordenado que se le haga la prueba del guantelete de parafina al abogado defensor.  La viuda ha declarado que ella todavía está muy impresionada como para someterse a tales ridiculeces. La investigación, de todos modos, va muy bien enrumbada. Y dentro del explicable dolor que ha producido el caso, cabe esperar un nuevo triunfo de la justicia colombiana. ¡Confianza!’”.
 
(…)
 
Tomado de YO, LUCAS. Lucas Caballero Calderón "Klim". Editorial Pluma.
 
 
Modificado por última vez en Jueves, 28 Agosto 2014 13:57
La Voz del Derecho

Nuestro propósito es aprovechar la tecnología en beneficio de la divulgación, el análisis, la controversia, la verificación de los grandes asuntos en que aparece el Derecho, en cualquiera de sus ramas; los procesos judiciales de trascendencia y los más importantes debates y acontecimientos.

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Enlaces Recomendados

 

 

Zona Comercial

   

 

Acerca de Nosotros

Nuestro propósito es aprovechar la tecnología en beneficio de la divulgación, el análisis, la controversia, la verificación de los grandes asuntos en que aparece el Derecho, en cualquiera de sus ramas; los procesos judiciales de trascendencia y los más importantes debates y acontecimientos.