Frase (38)

FRASE.

27 Abr 2017
247 veces
Escrito por

 “…La política tal como se practica en nuestros días debe parecer una carrera poco atractiva para gente bien educada y reflexiva. Lo que es una lástima”. Nobel de literatura J.M. Coetzee

Valora este artículo
(3 votos)

Frase pronunciada por el abogado general de Washington, Bob Ferguson que interpuso la demanda contra la orden ejecutiva decretada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que bloqueaba la entrada de viajeros de siete paises de mayoría musulmana.

El juez  de distrito James Robart concedió la orden judicial demandada por el abogado general de Washington que se traduce en la suspensión del veto migratorio de Trump.

Valora este artículo
(2 votos)
Aforismo o máxima que en temas jurídicos, indica que en caso de que la ley o los pactos sean claros, no debe primar otro sentido que el literal de sus palabras.
 
La expresión tiene su origen entre los siglos II y III (a. de C.), época en que las escuelas jurídicas romanas (sabinmiana y proculeyana) tuvieron destacada importancia, siendo posteriormente adaptadas[1] por recopilaciones jurídicas como el Digesto.
 
Sobre esta máxima, el Diccionario Jurídico de Gómez Liaño[2] enuncia: “En las cosas claras no se hace interpretación” y el Diccionario de expresiones y frases latinas de Herrero Llorente[3], usando otro aforismo, reafirma el aquí enunciado: “De lo cierto no es necesario hacer conjeturas” o lo que es igual “in certis non est coniecturae locus”.  
 
Según el Diccionario de Derecho Civil de Castro y Bravo: “Cuando la expresión es clara sobran las cavilaciones aunque, como el estudio enseña que la letra nunca es decisiva, para saber si es clara hay que tener en cuenta su sentido normativo o finalidad”[4]
 
Así las cosas, si un texto es claro y no plantea discordancia entre las palabras y su significado final, el intérprete, de conformidad con este aforismo, debe abstenerse de hacer más indagaciones.
 
 
____
[1] Anuario de la facultad de derecho, ISSN 0213-988-X, vol. XXII, 2004, 417,435, autora: Dª Mª Aquilina Sánchez Rubio.
[2] Gómez de Liaño, F., Diccionario jurídico, 5.a edición ampliada, Forum, Oviedo, 1996, pág.175.
[3] Herrero Llorente. V.J., Diccionario de expresiones y frases latinas, Gredos, Madrid, 1980, página 111
[4] Castro y Bravo, F., de, Diccionario de Derecho Civil, tomo II, Arazadi, 1984, pág.93.
Valora este artículo
(4 votos)

Enlaces Recomendados

 

 

Zona Comercial

     

 

Acerca de Nosotros

Nuestro propósito es aprovechar la tecnología en beneficio de la divulgación, el análisis, la controversia, la verificación de los grandes asuntos en que aparece el Derecho, en cualquiera de sus ramas; los procesos judiciales de trascendencia y los más importantes debates y acontecimientos.