Hechos y Situaciones: El maltrato psicológico.

24 Oct 2014
Valora este artículo
(3 votos)
2065 veces

A propósito de la entrevista concedida por Mónica Fonseca a la emisora Blu Radio en la cual afirma haber sido víctima de maltrato físico y psicológico por parte de su expareja el actor mejicano Mark Tacher, vale la pena detenerse sobre el tema del maltrato psicológico. En palabras de Mónica Fonseca: ““Hubo maltrato físico en algún momento y lo digo tranquilamente hoy en día. Ahora puedo ahondar más en el tema, pero no fue todos los días. El día que hubo maltrato físico, ese día salí de esa casa”.  Sin embargo, lo que llama la atención es que según afirmación de la presentadora de televisión colombiana Mónica Fonseca fue el maltrato psicológico el más grave e intenso y el que terminó convirtiendo la prometedora relación en un desastre. 

 

actuemos.net

 

EL MALTRATO PSICOLOGICO. Para tratar de centrar la atención sobre el problema que acarrea el maltrato psicológico sobre las personas al interior de las familias, expondremos sin mencionar nombres, el caso sufrido por dos mujeres de estrato 6 residentes en la ciudad de Bogotá que vivían en la casa de sus padres fallecidos y años después recibieron a otra hermana y su pareja quienes no tenían -para ese entonces-, recursos económicos para vivir.
 
Valga la pena aclarar que el esposo, el señor (…), era un hombre a quien no le gustaba trabajar y disponía de las 24 horas para imponer de manera soberana su poder de maltratador a los miembros de la familia de su hermana y vecinos. No sobra aclarar que para sorpresa de las víctimas, la hermana casada con el maltratador –con quien no convivían desde hacía 18 años- era ya para ese entonces, otra maltratadora.
 
El hecho se presentó a propósito de la convivencia de las cuatro personas bajo el mismo techo y la intención evidente del matrimonio de hacerse a la posesión de la vivienda familiar, acudiendo al maltrato psicológico como herramienta de presión para lograr su cometido.
 
La pareja –entre otros actos de maltrato- escribió en las paredes de la entrada principal del inmueble grafitis con frases amenazantes contra una de las víctimas, para qué quien entrara a la casa las leyera y, la persona en quien recaía la descalificación y la humillación -al entrar y salir del inmueble- las tuviera presentes.
 
El caso se expone en apoyo a lo declarado por Mónica Fonseca, teniendo en cuenta que peor qué el maltrato psicológico, es el silencio. No denunciar a los maltratadores es reflejo de baja autoestima y humillación personal y es un cáncer que se está comiendo la vida de pareja y la estructura saludable de la familia.
 
A continuación transcribiremos algunos apartes del pronunciamiento de la Comisaria de Familia acerca del maltrato psicológico en el caso expuesto que permiten dilucidar la gravedad del maltrato al interior de las familias y lo peligroso que resulta para la salud mental tolerarlo. En este caso concreto las dos víctimas dejaron pasar un año antes de tomar la decisión de denunciar, temiendo reacciones en su contra y por misericordia a su hermana -clara víctima del maltratador- lo que podemos concluir fue un grave error, pues cuando ya buscaron ayuda, sufrían trastornos depresivos y cuadros clínicos de tristeza profunda. 
 
CASO:
 
“La violencia psicológica como menciona Garzón (2000) ‹‹contempla aquellas expresiones verbales (orales o escritas) o no verbales que representan sentimientos negativos para el/la afectada, dirigidos hacia el otro (a) en forma reiterada que producen daño emocional y en la identidad del afectado (a) ›› (p.35). Es decir, que la violencia psicológica incluye humillaciones, insultos, gritos, criticas permanentes, desvalorización (ridiculización), amenazas de maltrato o daño, desaprobación repetida, ausencia de expresiones afectivas, chantaje afectivo, etc.
 
En el caso concreto de la señora XXXXX, se describen por parte de ella en la entrevista y en el reporte documental presentados en las diferentes audiencias por accionantes y accionados, la presencia de acciones de grafiti en una de las paredes principales de la casa que permanece expuesto de forma cotidiana como señalamiento de condiciones descalificantes y amenazantes, que imposibilitan el acceso a otras personas a la vivienda, las expresiones verbales “tinterilla, voy a llamar a los medios de comunicación, entre otros” que puedan considerarse como desvalorización y a amenazas de maltrato.
Es importante como indica Labrador, la violencia doméstica, una vez establecida, tiende a repetirse y a progresar en el tiempo, pudiendo llegar a tener consecuencias gravísimas para la salud física y mental de la víctima y, en ocasiones también de sus familiares” (p.29).
 
Afectación emocional por dinámica familiar:
 
Una de las víctimas: La señora XXXXX.
 
La señora xxxxx se encuentra afectada emocionalmente con presencia de sintomatología depresiva, es decir que su condición actual se caracteriza por sentimientos de tensión y aprehensión, tristeza expresada de forma encubierta para los diferentes ámbitos y que pueden ser considerados como respuesta de carácter evitativo. Se presentan síntomas que puedes asociarse con estrés agudo.
Teniendo en cuenta el estudio de la documentación y los datos obtenidos mediante la entrevista, se estima que el estado de la señora xxxxx es compatible con una experiencia de malos tratos a nivel psicológico y por ende se requiere la intervención de apoyo institucional.
Según el análisis de la entrevista, la señora xxxxx requiere un proceso terapéutico para manejar y solucionar situaciones que le generan conflicto y altos niveles de tensión en varias áreas de desempeño cotidiano.  
 
Una de las víctimas: La señora YYYYYY.
 
De acuerdo con lo expresado con la señora yyyyyy, se puede observar que ha vivido hechos de agresiones verbales en donde se descalifica con palabras como “chismosa”, “chismosita”, “hipócrita”,  “inmunda” generadas principalmente por parte del señor (…). Describe un incremento frente a la percepción de conflicto con el señor (…) debido a la comunicación con familia extensa de ella, lo que al parecer ha favorecido la situación de ambivalencia del vínculo familiar (…). Indica violencia emocional generada por acciones como “tirar las puertas”, “no poder salir del cuarto”, “tener que salir de la casa”, indicando cuadro psicosomático como respuesta. La cronicidad de violencia es reconocida desde aproximadamente 1 año atrás.
 
La accionante presenta temores de repetición de los hechos de violencia, su dependencia económica y emocional, ambivalencia en los vínculos con familia extensa como red de apoyo, ausencia de otras redes de apoyo, y afectación emocional.
 
La señora yyyyy refiere malestar clínica presente en condiciones que pueden implicar la somatización de las condiciones emocionales relacionadas con la situación descrita como estresante de violencia intrafamiliar. Se reporta sintomatología depresiva y ansiosa relacionada con tensión emocional y miedo a situaciones que en algunos momentos puedan percibirse como irracionales (movilizarse dentro de la misma casa o hablar con la familia), esto posiblemente está relacionado con los rasgos de estilo de respuesta así como con la percepción de las condiciones actuales que reporta de convivencia. Se evidencias dificultades en la toma de decisiones y en la búsqueda de alternativas frente a situaciones percibidas como conflictivas.
 
CONCLUSIONES:
 
Los rasgos encontrados entre los evaluados denotan condiciones asociadas a violencia intrafamiliar. Entendida, como señala Ravazzola (1999) como “abuso físico o psíquico que sufre una persona,…donde a los actos mismos se suman las condiciones en que se producen, que son de tal naturaleza que es difícil implementar recursos de control social capaces de impedir esas prácticas, las que, por lo tanto, tienden a repetirse.” (p.40). Y en concordancia con lo planteado por la Asociación Americana de Psicología (1996, citada por Walker 2000), “un patrón de abuso, que incluye tanto la violencia física y sexual como el maltrato psicológico y abuso”.
 
Se reporta una pauta de comportamiento con expresiones verbales (orales y escritas) y no verbales ejercidas por parte de la pareja (…) que son señalados por TODAS las partes entrevistadas de forma consistente que representan como describe Garzón (2000) en las características de la pauta de violencia psicológica, sentimientos negativos para las víctimas, que han generado afectación en las mismas como se describe en los resultados de la evaluación realizada en términos de la presencia de sintomatología depresiva y ansiosa. Las agresiones generadas por parte de la pareja a las víctimas incluyen insultos, desvalorización tanto en público como en privado, así como amenazas de daño o maltrato (afectación en medios de comunicación[1] y en ambiente laboral), desaprobación repetida, de las cuales suelen ser responsabilizadas las víctimas o sobre quienes se minimiza la afectación producida, en tanto que se reconocen las palabras señaladas y las acciones como mensajes y grafiti pero no las implicaciones de las mismas.
 
Como indica Cobo (1999) cuando se presentan condiciones de violencia doméstica, si bien se dificultad establecer “una separación nítida de relación causal, predisponente o facilitadora de un trastorno mental con relación a la violencia intrafamiliar” se puede considerar que puede ser cogeneradora o concausa de un trastorno o un factor que afecta la evolución presumida de éste. (p.22). Puede también, contribuir en la presencia de eventos de conflicto a todo nivel.
 
Como señala Ravazzola (1997) algunas de las condiciones al interior de la familia que incrementan la probabilidad de desencadenar eventos de violencia, especialmente cuando se asocia más de una, son la presencia de déficit de autonomía y una fuerte dependencia, la subordinación a estereotipos, la normalización o legitimización de los significados de violencia”.
 
_____________________________________________________
[1] La pareja maltratadora, aprovechando que una de las víctimas era susceptible de interés ante los medios de comunicación, la amenazó constantemente con difamarla por esa vía y de hecho realizó llamadas a diferentes medios pero nunca le dieron atención a sus mentiras. 
Modificado por última vez en Viernes, 24 Octubre 2014 11:40
La Voz del Derecho

Nuestro propósito es aprovechar la tecnología en beneficio de la divulgación, el análisis, la controversia, la verificación de los grandes asuntos en que aparece el Derecho, en cualquiera de sus ramas; los procesos judiciales de trascendencia y los más importantes debates y acontecimientos.

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Enlaces Recomendados

 

 

Zona Comercial

     

 

Acerca de Nosotros

Nuestro propósito es aprovechar la tecnología en beneficio de la divulgación, el análisis, la controversia, la verificación de los grandes asuntos en que aparece el Derecho, en cualquiera de sus ramas; los procesos judiciales de trascendencia y los más importantes debates y acontecimientos.