A partir de del próximo 1° de Mayo, los ciudadanos chilenos que quieran viajar a Estados Unidos,  ya sea por turismo o negocios,  por un tiempo máximo de 90 días podrán ir sin necesidad de visa.

Valora este artículo
(0 votos)
Chris Jackson (GETTY IMAGES). Tomada de elpais.com 

Si usted  es usuario de la webcam y le gusta “usarla” para revelar e intercambiar  facetas de su vida íntima, le interesará saber que la agencia de espionaje de Reino Unido, apoyada por la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense, capta y almacena –en el mundo entero-, las imágenes de millones de usuarios de la webcam “inofensivas”, para la seguridad de los dos países, más no para los interesados.
Valora este artículo
(0 votos)
Strauss- Kahn, expresidente del FMI, demandó al novelista, que basado en su historia,  decidió escribir una novela.
 
 
 
Régis Jauffret, publicó en el mes de enero, en Francia, su novela “La ballade de Rickers Island”, que cuenta la historia del encuentro sostenido en un hotel de Nueva York entre Strauss-Kahn y la camarera del hotel, Nafissatou Dialo, en mayo del año 2011.
 
 
 
Como consecuencia de la denuncia presentada por la camarera, se le inició en EE.UU., una investigación criminal al expresidente del FMI y aunque en el libro no se le menciona por su propio nombre, el escritor cita con nombre propio a la empleada del hotel, no dejando dudas de que se trata de una novela inspirada en su historia  personal.
 
No obstante, para los abogados de Strauss-Khan y para el propio expresidente del FMI, en la novela se toma la historia real, pero se recrea con detalles y hechos que no sucedieron y que son meras invenciones y ficciones que contradicen, en últimas, las conclusiones del proceso judicial que ya fue cerrado en los Estados Unidos.
 
 
 
Para el diario francés Le Figaro, ya van 58 libros basados en la vida de Strauss-Khan. De hecho, en el año 2013,   el expresidente del FMI, le había ganado una demanda a una antigua amiga, la ensayista Marcela Iacub, por contar la relación entre los dos, en un libro en el cual lo llamaba Cochon (cerdo).
 
No obstante, Marcela Iacub, se defendió argumentando que si bien “Las etapas de la relación, los lugares, las conversaciones... todo es verdadero. Para las escenas sexuales estaba obligada a convocar la fantasía. Pero si son falsas en un sentido fáctico, son verdaderas en el plano físico, emotivo, intelectual”.
 
 
 
Jauffret, por su parte, quien ya había sido denunciado por tomar una historia real de un banquero y convertirla en novela, dijo en ese entonces: “Yo soy novelista, miento como un bellaco. No respeto ni a vivos, ni a muertos, ni su reputación, ni su moral”.
 
Pero ni Marcela Iacub, ni Régis Jauffret, son los únicos ni los últimos en escribir sus novelas tomando como trama de sus historias la vida polémica de Strauss-Khan; según informa el diario español elpais.comotro, el escritor español Juan Francisco Ferré, ganador del Premio Herralde de novela 2012, también escribió la suya y aunque afirma que aún no lo han notificado de demanda alguna, la novela saldrá pronto en francés por la editorial Passage Du Nord-Ouest. 
 
 
 
Ferré, ante la posibilidad de una demanda futura confiesa que él y su editor hicieron bromas al respecto y que “Quizá el incurrir en excesos periodísticos, como han hecho otros, pague un peaje del que la literatura de invención y humor, en la que me reconozco, estaría eximida”.
 
 
 
En términos jurídicos ¿existen límites para escribir, tomando como inspiración hechos reales acaecidos a otros, cuando no se cuenta de por medio con autorización para hacerlo? Para el escritor español Juan Francisco Ferré, no. En su opinión “No creo que haya que imponerle límites a la literatura. Cualquier figura real de cierta fama, por otra parte, es una construcción de los medios y participa ya en cierto modo de la ficción, como era el caso de mi personaje antes de sus transformaciones novelescas”.
 
Para el asesor jurídico de las editoriales Alfaguara o Santillana, Dr. Gerardo Viada, frente a las reclamaciones judiciales por obras literarias opera “la misma  “ponderación” que para los contenidos de prensa —el derecho al honor y a la intimidad frente al derecho a la información y a la libertad de expresión—, pero añadiéndole el derecho a la creación literaria que recoge el artículo 20 de la Constitución. Ese derecho, dice, es “todavía más amplio que la libertad de expresión, lo que por ejemplo permite dramatizar hechos, pero no inventarlos en lo sustancial si el relato se refiere a una persona real”.
 
 
 
 Juan Francisco Ferré apunta que la propia literatura tiene recursos para “burlarse de la realidad y escapar a cualquier castigo, excepto los de los fanáticos, por supuesto”. Y agrega que en su libro sobre la vida de Strauss-Kahn aplicó uno de los tantos recursos que tiene para salir bien librado, la “desfiguración” literaria: “Es un procedimiento similar a hacer un retrato a la manera de Picasso o de Saura: convertir en irreconocible al modelo al tiempo que, mediante signos insinuantes, se le hace más visible aún...”.
 
 
 
En Colombia, uno de los escritores demandados fue el periodista GERMAN CASTRO CAYCEDO por su libro LA BRUJA, basado en la historia real de Rosmery Montoya Salazar, quien demandó al escritor.  No obstante, la Corte Constitucional mediante Sentencia SU-056 de 1995, amparó los derechos fundamentales del periodista y de la editorial PLANETA. Fuente: elpais.comImagen: politiken.dk
 
 
 
 
Valora este artículo
(0 votos)

 
La República Oriental de Uruguay, Uruguay, conocido internacionalmente como la Suiza de América, considerado el país de Latinoamérica con el nivel de alfabetización más alto de la región; el segundo con el menor índice de corrupción; el tercero con el mayor índice de desarrollo humano; uno de los países con la distribución de ingresos más equitativa; el cuarto con la esperanza de vida más alta; situado por la Revista Reader’s Digest como uno de los diez países más verdes del mundo; el más democrático de Sudamérica; el quinto en su lucha contra el tabaquismo y el cáncer de pulmón; el más pacífico de América Latina; el país socialmente más liberal de la región; uno de los 20 más seguros del mundo y el mejor para vivir en Iberoamérica, está liderado por un exguerrillero –líder de los tupamaros[1] -  de 77 años, llamado José Mujica.

 
Este hombre que continúa viviendo, a pesar del poder que detenta, en su austera casa de siempre,  acompañado de su esposa decidió cerrar las puertas de la casa presidencial de Suárez y Reyes, vender la residencia presidencial de vacaciones por considerarla “inútil” y en su discurso de toma de mando, el 1 de marzo de 2010, anunció para el mundo lo que sería su mandato: acabar con la indigencia y reducir la pobreza.
 
José Mujica “Pepe”, a la vanguardia de Latinoamérica -en materia de derechos humanos-, encabezó con su decidido liderazgo la aprobación de temas complejos para la sociedad como la despenalización del aborto, la unión civil entre personas del mismo sexo y la legalización de la marihuana.
 
Coherente con su discurso, vive sin personal del servicio, acompañado de dos policías de civil, con su Volkswagen Beetle modelo 1987 estacionado en su garaje, no usa corbata y dona el 90% de sus ingresos a los más necesitados.
 
Para el Presidente de Uruguay, la única forma de hacer funcionar la Democracia es bajándole el copete a los líderes elegidos"Hemos hecho todo lo posible para que la presidencia sea menos venerada" ha dicho Mujica, en una entrevista reciente.
 
Y ante las críticas atraídas por su estilo de vida, ha dicho que se trata de una elección personal acorde con uno de sus filósofos preferidos, Séneca, quien escribió: “pobre no es quien tiene menos, sino quien más ambiciona” y les ha recordado, a sus contradictores, que el presidente uruguayo de principios de siglo XX, José Battle y Ordoñez, había forjado el camino de Uruguay cuando anunció “el presidente es igual que cualquier hijo de vecino”. Imagen: Reuters 

 


[1] Los Tupamaros, guerrilla urbana uruguaya inspirada en la revolución cubana. José Mujica estuvo preso en el año 1972 y pasó 14 años en la cárcel, 10 de los cuales transcurrieron aislado en una celda. José Mujica, nunca habla de sus años de prisión y cuando se le pregunta, responde: “Aprendí que siempre se puede empezar de nuevo”.
Valora este artículo
(0 votos)

Enlaces Recomendados

 

 

Zona Comercial

     

 

Acerca de Nosotros

Nuestro propósito es aprovechar la tecnología en beneficio de la divulgación, el análisis, la controversia, la verificación de los grandes asuntos en que aparece el Derecho, en cualquiera de sus ramas; los procesos judiciales de trascendencia y los más importantes debates y acontecimientos.