CEID: ¡EL MANIFIESTO DE Gina, de Norma, de María. El manifiesto de TODAS! . ¡El manifiesto de ELLA!. Por Mónica Andrea Avella Herrera. Destacado

29 Sep 2016
Valora este artículo
(3 votos)
614 veces
CEID: ¡EL MANIFIESTO DE Gina, de Norma, de María. El manifiesto de TODAS! . ¡El manifiesto de ELLA!. Por Mónica Andrea Avella Herrera. Imagen de: mujeresfelices.org

(… ) entonces, me vino la idea que hacia falta algo para terminar de entender la desigualdad entre los sexos (…). Para que los hombres decidan la entrega de sus hijas y hermanas a otros hombres, era necesario que ellos se sintieran con tal derecho. Sobre todas las latitudes del mundo,  en grupos muy diferenciados nunca hemos visto jamás a una mujer que intercambie o canjee hombres. Solo los hombres se han atribuido este derecho por todas partes. Lo que nos hace decir que la balanza diferenciada de sexos ha existido desde el paleolítico, es decir desde el principio de la humanidad[1].

 

Es interesante y responsable pensar en nuestro rol de mujeres en el siglo XXI. Sentirnos bien recompensadas por las batallas ganadas y aún mas aguerridas por aquellas que aún nos falta librar. El caso de Gina Parody, para efectos del análisis de nuestra realidad nacional se vuelve importante, especialmente después de las recientes difamaciones que la acusan de una “colonización homosexual” para beneficiar a la comunidad LGBTI[2].

La ministra Parody señaló que el proceso de revisión de los manuales de convivencia obedece a la orden que emitió la Corte Constitucional en septiembre del año pasado, al fallar la tutela interpuesta por Alba Reyes, madre de Sergio Urrego, después de que su hijo se quitara la vida por ser víctima de discriminación sexual .

Lo ordenado por la Corte es sin duda pertinente, necesario y urgente para la educación y para la convivencia de los colegios: “i) una revisión extensiva e integral de todos los Manuales de Convivencia en el país para determinar que los mismos sean respetuosos de la orientación sexual y la identidad de género de los estudiantes y para que incorporen nuevas formas y alternativas para incentivar y fortalecer la convivencia escolar y el ejercicio de los derechos humanos, sexuales y reproductivos de los estudiantes, que permitan aprender del error, respetar la diversidad y dirimir los conflictos de manera pacífica, así como que contribuyan a dar posibles soluciones a situaciones y conductas internas  que atenten contra el ejercicio de sus derechos; y ii) ordenar y verificar que en todos los establecimientos de educación preescolar, básica y media estén constituidos los comités escolares de convivencia[3]”.

Con respecto a la casería de brujas a la que se enfrenta una mujer en un cargo decisorio con orientación homosexual, vale la pena citar lo dicho por la profesora Martínez, responsable de los estudios de género y sexualidad de la American University y coordinadora de proyectos de Sentiido.com “Miremos bien el contexto. Es una interseccionalidad de prejuicios, el hecho de ser mujer las hace más vulnerables a las agresiones, y sobre todo a las virtuales, que se potencian más por ser mujeres conocidas. Este tipo de amenazas, que son direccionados a mujeres lesbianas, muestran una violencia extrema o de tipo sexual correctivo”[4]

De manera paralela a la historia de Gina y dentro de una situación que podría bien catalogarse como retrograda existen miles de historias de mujeres cuyas luchas son diferentes, pero no por eso menos invaluables. Así pues, podemos recordar los combates librados constantemente por las mujeres en el triángulo norte de Centro América (TNC), donde El Salvador, Guatemala y Honduras ocupan el primero, tercero y séptimo lugares respectivamente en tasas de homicidios femeninos a nivel mundial[5]. En una encuesta realizada por el Alto Comisionado de Las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR),  el 85 por ciento de las mujeres señaló vivir en vecindarios que estaban bajo el control de maras (grupos armados criminales, prevalentes en el TNC) u otros grupos criminales trasnacionales o locales.  Adicionalmente, el 64 por ciento de las mujeres relató ser blanco de amenazas y ataques directos por parte de los integrantes de grupos armados criminales, y ese fue uno de los principales motivos de su huida[6].

Así pues, he aquí un pequeño fragmento de la historia de Norma antes de huir a Estados Unidos. Ella vivía en un vecindario que describe como controlado por el M-18, un poderoso grupo armado transnacional con una importante presencia en El Salvador, vio de manera rutinaria tiroteos y asesinatos entre miembros de las pandillas, quienes la obligaban a pagar una cuota que aumentaba cada dos semanas.  A finales de 2014, cuatro integrantes de la pandilla la secuestraron y la llevaron a un cementerio cercano. Tres de los cuatro la violaron; ella considera que la eligieron porque estaba casada con un policía. De ahí contrajo una enfermedad de transmisión sexual como resultado de la violación.

Las mujeres y las niñas,  en particular, se han convertido en blancos estratégicos del conflicto armado, « hasta el punto en el que sus cuerpos se han transformado en el campo de batalla[7] ». No obstante, en lugar de llegar a una descripción de las mujeres como victimas indefensas de la guerra y la violencia, cabe reflexionar sobre los importantes papeles que desarrollan como combatientes, creadoras de la paz, autoridades políticas y activistas [8]

La Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la Mujer, la Paz y la Seguridad (2000) es uno de los  mandatos internacionales más importantes. Esta aboga por la participación plena y equitativa de las mujeres en todas las iniciativas de paz y seguridad, junto con la transversalización de las cuestiones de genero.[9]

Es así como pese a haber ganado algunas reivindicaciones a lo largo de la historia, aún quedan muchas batallas por librar y ganar. La sociedad y los seres humanos independientemente del género reconocemos que aún existen de facto grandes brechas de desigualdad, y es así como intentamos crear normas y sistemas o herramientas que fungen como útiles de acción para tumbar esa gran muralla que es la inequidad de género. Ahora bien es solo mediante la educación, el respeto y un marco de políticas publicas dinámico y proactivo que lograremos entre otras cosas que las mujeres podamos ejercer realmente nuestro derecho a ser quienes controlemos y decidamos “libre y responsablemente en aquello que se refiera a nuestra sexualidad, lo que incluye la salud sexual y reproductiva, libre de coerción, discriminación y violencia[10].

 

 

 

Mónica Andrea Avella Herrera

Estudiante X semestre Universidad del Rosario

Master 1 en Derecho Internacional General de Paris 1 “Panthéon - Sorbonne”

Miembro del Centro de Estudios Integrales en Derecho (CEID)

 

 


[1]Héritier (F). La Plus Belle Histoire des Femmes. Editions du Seuil, 2011. P.26

[2]El Espectador. Que hay detras de las falsas cartillas sobre educación sexual. Consultado en : http://www.elespectador.com/noticias/educacion/hay-detras-de-falsas-cartillas-sobre-educacion-sexual-a-articulo-647998

[3]Corte Constitucional de Colombia. Sentencia T-478/2015

[4]El Timepo. Amenazas Homofóbicas a Claudia López y Gina Parody. Consultado en:  http://www.eltiempo.com/politica/justicia/amenazas-homofobicas-a-claudia-lopez-y-gina-parody/16620336

[5]The Geneva Declaration on Armed Violence and Development, Global Burdens of Armed Violence 2015, available at http://www.genevadeclaration.org/measurability/global-burden-of-armed-violence/global-burden-of-armedviolence-2015.html

[6]ACNUR. (2015). Relatos De Primera Mano De Refugiadas Que Huyen De

El Salvador, Guatemala, Honduras Y México. Mujeres A La Huida. Recuperado de http://www.acnur.org/fileadmin/scripts/doc.php?file=fileadmin/Documentos/Publicaciones/2016/10298.

[7]Sanam (B). Narahgi-Aderlini, Women, peace and security: a policy audit (Londres: International Alert, 2001)p 12.

[8]Instituto internacional de investigaciones y capacitación de las Naciones Unidas Para La Promoción De La Mujer (INSTRAW). 2006. Conseguir La Igualdad Para Generar Paz : Una guía de acción y planificación sobre las mujeres, la paz y la seguridad. Recuperado de : https://www.google.com.co/#q=Conseguir+La+Igualdad+Para+Generar+Paz+:+Una+gu%C3%ADa+de+acción+y+planificación+sobre+las+mujeres%2C+la+paz+y+la+seguridad. P. 9.

[9]Ibid.

[10]FNUAP, Fondo de Población de las Naciones Unidas. (2006). “Capacitación de mujeres jóvenes para liderar el cambio”. Recuperado de http://www.acnur.org/t3/fileadmin/Documentos/Publicaciones/2007/5339.pdf.

CEID

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Enlaces Recomendados

 

 

Zona Comercial

     

 

Acerca de Nosotros

Nuestro propósito es aprovechar la tecnología en beneficio de la divulgación, el análisis, la controversia, la verificación de los grandes asuntos en que aparece el Derecho, en cualquiera de sus ramas; los procesos judiciales de trascendencia y los más importantes debates y acontecimientos.