Opinión: GARROTES Y FUSILES. Por John Marulanda Destacado

09 Nov 2017
Valora este artículo
(1 Voto)
209 veces
Opinión: GARROTES Y FUSILES. Por John Marulanda Imagen de: lavozdelderecho.com

Viviendo del millonario negocio de la coca y la marihuana, los indígenas, que no sobrepasan los 600 mil en todo el territorio mas los campesinos, negritudes y colonos, exigen hoy lo mismo que solicitan desde hace 30, 20 años: vías, escuelas, puestos de salud, un mínimo digno vivir. El Estado no cumple por disfuncional y corrupto. El pueblo protesta y paraliza la región y el Gobierno de turno envía sus tropas.

Legalizadas desde La Habana, las organizaciones paramilitares – tipo militar- denominadas Guardias Indígena o Campesina o Cimarrona, enfrentan con garrotes a nuestros soldados y policías.

Nada que hacer. Imposible disparar. Charlas, diálogos, advertencias, conminaciones, insultos. Cuando el ambiente se caldea, los jóvenes encuadrados, organizados, entrenados y motivados por ambas farc, la política y la armada, (¡Guardia! ¡Guardia! ¡Guardia! corean) del garrote pasan a la piedra.

Tampoco se puede disparar, pues sería desproporcionada la reacción. De ahí, generalmente se salta a la papa bomba, al petardo, al cohete, a la bala y ya se ven los dolorosos resultados. Los cocaleros argumentan que son “personas ajenas a nuestro movimiento” las autoras de los ataques: ¿las mismas de hace 30, 20 años?

Con mayor frecuencia, los indígenas y campesinos en masa rodean las unidades militares y policiales, les arrancan su armamento, los agreden y los arrastran fueran de sus territorios, sometiéndolos a una vergonzosa humillación que ha hecho llorar a curtidos militares. Otras veces los secuestran, “retenciones” dicen ellos, con la seguridad de que nada les pasará legalmente.

¿Qué sucederá en los países civilizado cuando un ciudadano abofetea un policía o le arrebata su armamento? ¿O en otros no tan civilizados como Cuba, Venezuela, Corea del Norte?

Este régimen ha debilitado la moral de nuestras instituciones armadas, llevándonos a la perturbación social y al desgobierno que promueven y requieren las farc para ofrecer soluciones comunistas de igualdad, dicha y felicidad como alternativa de salvación. Conocen la fórmula y la están aplicando.

Un gobierno realista y serio contendría con legitimidad y severidad la violencia primitiva indígena y campesina para evitar que las minorías nos impongan sus designios, promovidos desde Bogotá, en donde los cínicos cabecillas narcoterroristas hablan con voz meliflua de un gobierno de transición que convierta a Colombia en un paraíso gobernado por ellos, a igualdad y semejanza de la Venezuela muerta de hambre, de Nicaragua, el segundo país mas pobre de Latinoamérica, de Bolivia, un narcoestado dirigido por un pseudo profeta inca y de Ecuador, una nación ladroneada por miembros “ilustres” del Foro de Sao Paulo, el mismo que robó en Brasil y en Argentina.

Los ciudadanos debemos alistarnos para darle una soberana garrotera estilo Democracia, es decir, con votos, a las espurias, perversas y acidulantes intenciones electorales de la nomenklatura timochenquista

John Marulanda

Consultor Internacional en Seguridad y Defensa

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Enlaces Recomendados

 

 

Zona Comercial

     

 

Acerca de Nosotros

Nuestro propósito es aprovechar la tecnología en beneficio de la divulgación, el análisis, la controversia, la verificación de los grandes asuntos en que aparece el Derecho, en cualquiera de sus ramas; los procesos judiciales de trascendencia y los más importantes debates y acontecimientos.