Opinion (569)

Desde los griegos, el denominado “hombre político” no es cualquier hombre, es un hombre especial. Un hombre que asume y debe cumplir con gran responsabilidad, las tareas del Estado. Para el filósofo griego Platón se trataba de un “hombre que cuida él solo de la salud de la especie humana, a la manera de los pastores y vaqueros” siendo un hombre de estas cualidades “el único digno del título de político”.
 
Un hombre, aclaraba Platón, sabio y conocedor de la ciencia política, ya que según decía, no es tarea de ignorantes “dirigir los rebaños humanos”. Y, agregaba el filósofo, debe ser un hombre “moderado” y “prudente”.
 
“Un buen gobernante busca el bien de todos sus subordinados y no busca sobresalir entre los sabios, sino solo distinguirse de los ignorantes: así es prudente y sabio. Lo anterior en contraposición con el hombre injusto que trata de sobresalir entre todos y dominarlos a todos, comportándose de forma totalmente opuesta a la de un sabio. El hombre injusto es insensato e ignorante, mientras que el hombre justo obra como el sabio”.
 
Estados Unidos tendrá a cargo de su rebaño humano, a un hombre que demostró y sigue demostrando que carece de las calidades propias de aquel, al que Platón llamaba “hombre político”.
 
Nada de lo que estamos presenciando nos hará pensar que estamos ante un hombre sabio, conocedor de la responsabilidad que asumió o simplemente un hombre moderado y prudente. Y, como la política es el arte de gobernar a los demás, el estilo del nuevo Presidente de los Estados Unidos cambiará la forma como hasta el día de hoy pensábamos debían exteriorizarse públicamente, los gobernantes.
 
El más reciente pronunciamiento de Trump es de hace apenas unas horas, para descalificar como ha sido su estilo, a una mujer:  la muy admirada y respetada Meryl Streep a la que Trump relegó a un segundo plano, identificándola como una “sobrevalorada” actriz de Hollywood, una “lacaya” de la excandidata presidencial Hillary Clinton.
 
Y es que el uso del adjetivo lacayo no es poca ofensa, sí entendemos el significado del término en el sentido en que lo dijo Trump, pues según el Diccionario de la Real Academia Española, lacayo es un ser servil y rastrero. 
Valora este artículo
(2 votos)
Con frecuentes alusiones a la nuclearización, Rusia está empeñada en una disputa territorial contra la Otan y US, en lo que ya se conoce como la Nueva Guerra Fría. El Kremlin tiene dos viejos amigos por estos lares, que ha venido remozando últimamente: Cuba, tutora del negociado con las farc, creadas y alimentadas precisamente por el comunismo soviético en los 60 y la Nicaragua de Ortega, con quien Colombia mantiene una disputa limítrofe, hasta ahora jurídica.
Valora este artículo
(0 votos)

La paz, ese valor primordial que busca la sociedad colombiana y al cual aspira nuestro sistema jurídico, se concibe por la Constitución (art. 22) como un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento.

Valora este artículo
(3 votos)

Enlaces Recomendados

 

 

Zona Comercial

   

 

Acerca de Nosotros

Nuestro propósito es aprovechar la tecnología en beneficio de la divulgación, el análisis, la controversia, la verificación de los grandes asuntos en que aparece el Derecho, en cualquiera de sus ramas; los procesos judiciales de trascendencia y los más importantes debates y acontecimientos.